Mind Up! – Reseña

0
263
Mind Up foto de la caja
  • De 3 a 6 jugadores
  • A partir de 8 años
  • 15-20 minutos
  • Autores: Maxime Rambourg, Christine Alcouffe
  • Puedes comprarlo aquí

PRESENTACIÓN

En Mind Up! tendremos que jugar cartas de nuestra mano, de una en una y de forma simultánea al resto de jugadores, para intentar conseguir la mejor carta posible de las colocadas sobre la mesa. Durante 3 rondas colocarás cartas debajo de tus cartas de puntuación intentando controlar qué coges en cada momento. Pero ahí entrarán el resto de jugadores, que te descolocarán en cada turno con sus propias elecciones. Con algo de estrategia y cruzando los dedos para que la suerte te acompañe, podrás llegar a ser el ganador al final de las 3 rondas.

COMPONENTES Y PREPARACIÓN

Mind Up tipos de cartas

Mind Up! contiene 60 cartas numeradas del 1 al 60, teniendo 12 cartas por cada uno de los 5 colores que se muestran aquí abajo. Estas cartas se barajan y se reparten 7 a cada jugador, que no enseñará al resto.

Además, del otro grupo de cartas se reparten 5 a cada uno, teniendo entonces una carta del 1 al 5, que será la puntuación que tendrá cada carta que se coloque sobre cada una de ellas.

Uno de los jugadores baraja sin mirar sus 5 cartas y las coloca frente a él formando una fila. El resto, entonces, coloca sus 5 cartas de la misma forma. Esto se repetirá al inicio de las 3 rondas de las que consta el juego.

Del mazo de robo se cogerán tantas cartas como jugadores haya y se pondrán en el centro de la mesa, boca arriba y ordenadas de izquierda a derecha de menor a mayor valor.

CÓMO SE JUEGA

Una vez tengamos el despliegue como en la foto, podremos empezar la partida. Como dijimos antes, una partida de Mind Up! consta de 3 rondas de juego.

Mind Up despliegue inicial

En cada ronda jugaremos cartas de una en una. Nuestra idea es llevarnos la carta que más nos interese del centro de la mesa a nuestras cartas de puntuación. Para ello, elegimos una de nuestra mano y la colocamos boca abajo delante nuestro. Ahora, de forma simultánea, todos los jugadores enseñan sus cartas y las colocan, por debajo de las cartas del centro de la mesa, de menor a mayor valor.

Entonces, cada jugador coge la carta que corresponde (la que está justo encima) y la lleva a su zona de puntos. Esas cartas jugadas quedarán en la mesa y serán las siguientes a conseguir en el próximo turno.

Pero, ¿cómo colocamos las cartas ganadas en nuestra zona de juego?. Pues siguiendo estas sencillas reglas:

Si ya hubiera alguna carta de ese color sobre una de las cartas de puntuación, esta se colocará debajo, dejando ver el número de cartas que hay en esa zona.

Si cogemos una carta de un color que no haya en las cartas de puntos, entonces esta se tendrá que poner obligatoriamente en la carta de puntos inmediatamente a la derecha de la última que contenga cartas.

Mind Up ejemplo de partida

En el ejemplo superior, si hubiésemos cogido la carta 6 de color rosa, como ya hay cartas rosas en nuestra zona, el 6 lo pondremos bajo el número 42 que ya ganamos en turnos anteriores.

La única forma de poner una carta sobre la carta de puntuación de 2 sería ganando una de color naranja, pues el único color que aún nos queda por coger.

Al final de cada ronda sumaremos los puntos obtenidos por las cartas que hayamos colocado en nuestra zona de puntuación y añadimos o restaremos los puntos extra que marquen algunas cartas.

Como estáis viendo, siempre es mejor colocar cartas en zonas que nos den muchos puntos (4 y 5, sobre todo) y evitar las zonas de 1 y 2 puntos. Pero dependiendo de cómo nos haya salido la colocación de las cartas, será más o menos difícil llegar a esas zonas.

Seguimos jugando cartas de una en una hasta que nos quede una en la mano. Esta última se bajará directamente a nuestra zona de juego. Así, siempre tendremos al menos una carta con la que poder contar a la hora de mejorar nuestra puntuación, a no ser que sea un número muy alto o muy bajo que nos venga muy bien para asegurarnos de coger cierta carta en alguna ronda anterior.

FIN DEL JUEGO

Una vez acabada la primera ronda, recogemos nuestras cartas jugadas pero dejamos las cartas centrales donde están. Estas serán las primeras a elegir en la siguiente ronda.

Las cartas jugadas no se barajan con el mazo sobrante, si no que serán nuestra mano inicial en esta nueva ronda, más una carta extra que robará cada jugador del mazo sobrante. En la tercera y última ronda se hará lo mismo, por lo que jugaremos en cada ronda con 7, 8 y 9 cartas respectivamente.

Mind Up ejemplo partida

Eso sí, las cartas de puntuación siempre se barajan de nuevo, por lo que crearemos una nueva fila de 5 cartas en el orden que haya salido al azar.

Al final del juego, se suman los puntos obtenidos en las 3 rondas y quien tenga la mayor puntuación habrá ganado la partida de Mind Up!. En caso de empate, el ganador será quien haya conseguido más puntos en esta última ronda y si se diera un nuevo empate, pues toca compartir la victoria, aunque eso nunca gusta mucho.

OPINIÓN DEL PINGÜINO

Siempre nos han gustado los juegos de selección simultánea de cartas, estando el juego Toma 6 entre nuestros favoritos de siempre. Por mucho que quieras controlar lo que juegas, no lo haces solo, por lo que dependerás de lo que hagan el resto de jugadores. Unas veces te saldrá mal (y te acordarás de sus familiares) y otras te levantarás y les gritarás cosas poco bonitas, jactándote de que te haya salido bien tu plan. Ahora bien, estos tipos de juegos siempre serán como una montaña rusa de emociones.

En Mind Up! además de jugar la carta para intentar llevarte la que más te interesa, tienes que controlar cuándo quieres repetir color y cuándo no, para alcanzar las cartas de mayor puntuación y así lograr tu victoria.

A veces jugarás un número que crees alto para conseguir la carta de más a la derecha y resulta que te llevas la primera de todas porque bueno…al final todos pensaban en lo mismo. Por eso hay que estar siempre muy pendiente de lo que va consiguiendo el resto de jugadores, así podrás prever un poco qué carta querrán obtener y arriesgarte o contentarte con lo que te toque.

Mind Up! es un filler de caja pequeña de los que nos gusta llevar a todas partes y enseñar sobre todo a no jugones. Quedan encandilados con esta mecánica de juego simultáneo y como influye el azar, aunque no controlen bien todo lo que hacen, acaban disfrutando porque en 15-20 minutos ven cómo pierden estrepitosamente o acaban apalizando al resto. Y eso siempre deja con ganas de más, ya sea para hundir a los demás o para pedir revancha.

Por último, que me olvidaba, existen 14 cartas de objetivos que se pueden añadir a la partida. Al comienzo de cada ronda se saca una carta y si al final de la ronda se consigue el objetivo marcado, se sumarán unos puntos extra. Ideal cuando hayáis echado unas cuantas partidas y queráis meterle algo más de dificultad al juego.

Mind Up cartas de objetivo

Por ejemplo, se pueden ganar 2 puntos extra si tenéis más cartas azules que el resto; perder 2 puntos si eres quien menos cartas rosa consigue; 2 puntos si no hay cartas a la derecha de donde hayamos colocado las verdes; 2 puntos por tener cartas en todas las columnas, etc.

Te invitamos a comentar algo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.