Reseña: Shinobi – Cortesía de GDM GAMES

0
1080
 De 4 a 6 jugadores
A partir de 10 años
15 min. aproximadamente
Independiente del idioma (salvo instrucciones)
El Gran Daimio de los clanes ninja ha muerto en extrañas circunstancias. De hecho, eso lleva sucediendo desde hace cientos de años…sospechoso…
El Daimio es el Soberano Feudal más poderoso de Japón. Es soberbio y opulento, tiene una insaciable ambición y es un gran amante del peligro y las guerras…
¡Y por supuesto ahora tú quieres convertirte en el próximo Daimio!
Pero otros 5 clanes rivales pretenden lo mismo y solamente hay una cosa que se puede hacer para lograrlo: ser el último superviviente.

 En este juego de mentiras y traiciones tenemos que elegir primero el clan al que queremos pertencer:
Sin San Güich – Clan Rhanobi – ¡Canzai!
Clan del pez volador – Octosushi – Clan de las 7 vidas
 Cogemos las 4 cartas de ataque de nuestro clan que son la estrella ninja (shuriken), la katana, los sai y la cerbatana (o dardo venenoso según el pingüino)
Cada clan cogerá también 3 cubos negros (marcadores de ataque) y 5 rojos (contadores de vida) y los colocaremos junto con nuestra mano de cartas. El jugador inicial se queda el meeple y comienza el turno, que en este juego es en sentido contrario a las agujas del reloj.
 Nuestro objetivo es acabar con los clanes rivales y ser los últimos en quedar vivos para hacernos con tal ambiciado puesto, el del Gran Daimio. Para ello, en su turno, cada jugador atacará a los tres clanes que tenga a su derecha (en el ejemplo, atacará al clan azul, al morado y al amarillo).
 El jugador rojo, que es quien empieza la partida, elige una de sus cartas de ataque y la coloca boca abajo delante del primer jugador a su derecha (azul). Obligatoriamente tiene que decirle con qué arma está atacando, PERO no tiene por que ser verdad lo que le está diciendo. Somos ninja, sí, pero no tenemos por qué jugar limpio.
Hay que tener en cuenta estas 3 reglas:
– No puedes repetir ningún arma:  No le puedes decir al primer rival que le atacas con una katana y al siguiente o al tercero lo mismo. Tienes que decir 3 armas diferentes.
 – Si a quien le vamos a poner un arma ya hubiese recibido dos ataques iguales (con el mismo arma aunque de distintos clanes), debemos decirle otra diferente, sea verdad o no.
– Cada vez que un rival reciba un ataque, tiene que poner uno de sus cubos negros sobre la carta que le acaban de colocar.
 Cuando hayas atacado a los 3 rivales que tienes a tu derecha, le toca hacer lo mismo al siguiente jugador (aquí el azul).
 Aquí vemos por ejemplo cómo el morado coloca sus 3 cartas a los clanes de su derecha: elamarillo, el verde y el naranja
 Una vez acabada la ronda, todos los clanes habrán recibido el ataque de 3 ninjas, uno de cada clan de su izquierda y estarán preparados entonces para resolver los ataques.
 El jugador con el meeple de jugador inicial escoge 2 de las 3 cartas con las que le atacaron y las descubre, para saber con qué tipo de ninja le han atacado.
Antes de hacerlo y por si no se acuerda, puede interrogar a los jugadores que le atacaron para intentar averiguar con qué arma lo han hecho. Por supuesto que le pueden contestar lo que quieran: decirle la verdad a la cara (que puede que no se la crea) o mentir como bellacos (y hacerle dudar más aún y así volverle loco)
Se pueden presentar 2 escenarios distintos:
 1. Que los dos ataques se produzcan con diferentes armas:
 Los otros clanes no se han puesto de acuerdo y su ataque falla estrepitosamente, con lo que el jugador que recibió dichos ataques sale vivo del encuentro y no pierde ningún cubito de vida.
Pero ahora puede elegir quedarse así, sin perder vida y pasar el turno al siguiente jugador o lanzar un desafío llamado «Incompetencia». Si lo hace tiene que gritarles «Denuncio incompetencia». Quiere decir que piensa que los 3 clanes que le atacaron son tan memos que no fueron capaces de atacarles con las mismas armas para poder asestarle un golpe. 
El jugador descubre la última carta: si es una tercera arma diferente a las 2 anteriores se salva y los 3 clanes pierden un cubito de vida. PERO si al darle la vuelta a esa carta, coincide con una de las otras armas ya reveladas, es el jugador en curso quien pierde ese cubito de vida.
 Este es un ejemplo en el que al descubrir la tercera carta por lanzar el desafío de «Incompetencia» sale un segundo shuriken y el jugador pierde 1 contador de vida (cubitos rojos)
 2. Que los dos ataques que se descubren se han realizado con la misma arma (en este caso, 2 katanas):
El jugador perdería un cubito de vida, a no ser que lanzara el desafío «Complot», como que intuía que le iban a atacar con 3 armas iguales y ya estaba preparado para ello.
Le da la vuelta a la tercera carta y si es una igual a las anteriores, se salva y quienes pierden 1 cubito de vida son los 3 clanes que lanzaron el ataque. PERO si el arma es diferente, no tuvo éxito y quien pierde la vida es él.
 En este ejemplo, al darle la vuelta a la carta sale otra katana, con lo que se libra de perder 1 contador de vida, pero los clanes rojo, azul y naranja tienen que poner 1 cubito cada uno en el centro de la mesa.
El juego continúa hasta que todos los jugadores han revelado sus ataques. Se recogen las cartas, el jugador inicial pasa a ser el que estaba a la derecha y comienza un nuevo turno.
Una de las cosas que nos gusta de este juego es que nadie queda eliminado del juego. Si un jugador pierde todos sus contadores de vida, no podrá ser elegido el nuevo Gran Daimio, pero sí puede seguir atacando con sus ninja e intentar provocar con sus mentiras que se lancen complots o incompetencias para formar el mayor caos posible. 
Cuando ya solamente queda un único clan con vida, su lider (o sea, tú que estás jugando) es nombrado el nuevo GRAN DAIMIO…
…hasta que mueras en extrañas circunstancias…
Opinión del Pingüino:
Es un juego muy divertido, ideal para llevar a las cafeterías y sacarlo a la mínima para comprobar el resquemor y la malicia de algunos de nuestros amigos. De hecho hemos aprendido qué es «farolear» y lo malo es que NOS HA GUSTADO MUCHO eso de no tener por qué decir la verdad siempre, cosa que nos ha extrañado al principio pero luego le ha cogido mucho gusto…de hecho…demasiado gusto je je.
El juego viene en una cajita pequeña, muy adecuada para sus 24 cartas, los cubitos de vida y ataque y los manuales de instrucciones, en dos hojas plegadas y en varios idiomas (español, alemán, inglés y francés).
De nuevo damos las gracias a GDM GAMES por confiar en nosotros y mandarnos una copia para que lo juguemos. En nuestro canal de youtube tenemos un pequeño video del pingüino flipándose un poco con los samurai…eso del complot y la incompetencia le ha encantado.

 https://www.facebook.com/gdmgames/

Te invitamos a comentar algo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.