Reseña: 11 Äpfel – 22 Pommes

0
83
2 Jugadores
A partir de 10 años
15 minutos
“11 Äpfel” en alemán son “11 manzanas” y esa es la cantidad exacta de manzanas rojas y verdes que debemos recolectar para ganar la partida. En otras ediciones del juego podemos encontrarnos con “22 pommes” o “22 apples”. Pero es el mismo juego.

 

La cajita metálica contiene 24 fichas de manzanas: 12 de cada color y con distinto número de piezas en cada una. Además la ficha del recolector y la del perro (esta última solo se usa en la variante del juego).
Cada jugador tendrá que recolectar tanto manzanas verdes como rojas, por lo que cada uno toma una carta de cesta de cada color y las coloca delante de él.
Para el juego básico retiramos la ficha del perro y barajamos boca abajo el resto, colocándolas formando una cuadrícula de 5×5.
 Una vez hecho esto, les damos la vuelta a todas y así tenemos nuestro frutal formado por árboles de manzanas verdes y rojas con distinto número de manzanas en ellos.

 

El objetivo es sencillo: tenemos que meter un total exacto de 11 manzanas (no fichas) de cada color en sus cubos correspondientes. El primer jugador que lo consiga gana la partida. Si por el contrario nos vemos obligados a meter más de 11 manzanas en una de las cestas, perderemos de inmediato y la victoria será de nuestro rival.

 

¿Y cómo hacemos esto?. Pues se juega por turnos. Cada jugador debe hacer las siguientes 2 acciones:
1. Elige una ficha que esté situada en la misma fila o columna donde esté el recolector y la coloca en el cubo correspondiente.
2. Mueve al recolector al hueco donde se encontraba la ficha que acaba de tomar.
En la foto superior vemos la ubicación del recolector. El jugador 1 escoge la ficha que contiene 5 manzanas que está en su misma fila a la izquierda del todo. Vemos en la foto de abajo cómo toma esa ficha, la coloca en la cesta roja y deja al recolector en el hueco que ocupaba.

 

Este jugador ya tiene 5 manzanas rojas. Le quedan por recolectar 6 rojas y las 11 verdes.

 

Seguimos con el ejemplo: es el turno del jugador 2: desde la última posición del recolector, elige subir hasta la ficha con 5 manzanas verdes. Las recoge y deja allí al recolector.
De nuevo mueve el jugador 1 al recolector y se hace con 3 manzanas rojas. Ahora ya tiene 8. Hay que tener cuidado de no pasarse o que el otro jugador te coloque al recolector de tal forma que cuando te toque mover no tengas más remedio que coger manzanas que no te interesan y pasarte de las 11.

 

 

FIN DE LA PARTIDA
El juego termina, como hemos dicho antes, en cuanto un jugador recolecte 11 manzanas de cada color o cuando uno se ve obligado a coger manzanas y supera ese número.
Pero también cabe la posibilidad de que en algún momento el recolector acabe en un espacio desde el cual ya no puede alcanzar más manzanas.
En ese caso, el ganador será quien haya recolectado más manzanas de cada color (sin pasarse de 11).
OPINIÓN DEL PINGÜINO
 
Un sencillo juego que estamos utilizando en casa sobre todo para practicar las sumas y restas sencillas. Tiene que estar pendiente y anticipar qué manzanas quiere coger para no pasarse y a la vez ir contando y restando para ver cuántas le falta para rellenar cada cubo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.