Reseña: Der Schwarze Pirat (El pirata negro)

0
51
De 2 a 4 jugadores
A partir de 5 años
15-20 minutos
Independiente del idioma 

 Tenemos 4 grandes piezas de puzzle que juntas conforman el mapa de las islas por donde haremos navegar a nuestros barcos piratas con intención de saquearlas, además de robar el botín de los barcos enemigos.

Como los barcos se van a mover gracias a un fuelle con el que soplaremos las velas para que estos se desplacen, el tablero tiene las islas elevadas con respecto al mar para que así los barcos choquen con ellas y no las atraviesen (lo que le quitaría toda la gracia al juego).

Cada jugador cogerá el barco de su color preferido, junto con una bolsa del mismo color que usaremos para guardar las monedas de oro que nos “vayamos encontrando” jeje. Colocaremos 1 moneda sobre cada isla que tenga un puerto donde atracar (la zona de mar de color azul más claro). El resto de monedas las dejamos a un lado del tablero.
 Colocamos los barcos sobre su color correspondiente en el centro del tablero y al barco pirata atracado en la isla de los piratas.
En nuestro turno tiraremos unos dados para saber qué barco tenemos que mover, si el nuestro o el pirata (que manejarán todos los jugadores) y cuántas “casillas” lo desplazaremos. Para ello utilizaremos el fuelle, soplando sobre la vela del barco tantas veces como el número que nos haya salido.
  Se tiran los dos dados. El blanco nos indica que tenemos que poner una moneda de oro en la isla cuyo color coincida con la bandera del dado. Si salen 2 banderas, ponemos 1 moneda de oro en cada isla. Si en la isla donde nos toque poner la moneda ya hubiese un barco atracado, incluyendo el barco pirata, se elige otra isla que no tenga un barco y se coloca allí la moneda.
El otro dado nos indica la cantidad de movimientos que aplicaremos a nuestro barco, pero si sale la imagen del pirata, haremos lo mismo pero con el barco pirata. Esto nos vendrá muy bien para robar parte de su mercancía a otros jugadores o llevarnos las monedas de una isla como si fuera nuestro barco.

 Nuestro objetivo es surcar los mares en pos de la mayor cantidad de monedas de oro, pues poco a poco se irán acumulando en las diferentes islas.

 En el momento que un barco termine su movimiento dentro de un puerto (la parte azul más clara), el jugador se llevará todas las monedas que haya en la isla. No hace falta que el barco entero entre en la zona del puerto, simplemente con que parte del barco acabe dentro ya se puede quedar con el tesoro. Si has llegado a un puerto y te sobra algún movimiento, puedes recoger las monedas y gastar los movimientos que te queden en intentar alcanzar otra isla.
El juego terminará cuando no queden monedas sobre el tablero. Entonces se hace un recuento y ganará quien más monedas tenga en su bolsa.
  Por último, si te toca mover el barco pirata y rozas o tocas un barco “enemigo”, abordarás ese barco.
El jugador abordado cogerá 3 monedas de su bolsa y sin que le vea el pirata, las esconderá en sus puños cerrados, de la forma que prefiera (3 en una mano y ninguna moneda en la otra; 2 y 1…) y el pirata cogerá las monedas que haya (¡si es que las hay!) de la mano que toque. Luego el barco pirata se coloca de nuevo en su isla y la siguiente vez que haya que moverlo, se comienza desde allí.
Solamente se puede abordar un barco una vez por turno. Si te quedan movimientos con el barco pirata después de saquear a otro jugador, no puedes volver a chocar con él.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.